Retórica de la fotografía. Imágenes…

Por Miguel Ángel Mallo – m.@.m

Posts from the ‘1.- La metáfora’ category

Construcción de la figura retórica (metáfora): Dios

Camión de la Coca Cola, m.@.m. Lanzarote, 2018

 

Estructura visual, elementos: Camión de la Coca Cola, desierto, espacio abierto. Se da una fusión de elementos no definidos de modo explícito, se requiere al observador separar estos elementos: Camión de la Coca Cola/Dios; desierto, espacio abierto/omnipresencia. Tenemos, por tanto:  Dios, poder/Coca Cola; Omnipresencia, lugares inhóspitos/desierto. Dios está en todas las partes y, como elemento extremo de estas partes, el desierto. Este tipo de relación fusionada no deja de ser polémica en tanto se identifiquen o no correctamente los elementos. Los límites son imprecisos.

 

 

 

El grifo, enredos en mi propia casa una tarde de domingo

dscf8571

El grifo, enredos en mi propia casa una tarde de domingo. Cáceres. 2017

La metafora y el simbolo: el símbolo es lo que representa otra cosa en virtud de una correspondencia analógica(1). Aquí la significación de una gota de agua puede cambiarse por una lágrima; la unidad del grifo, por el aislamiento personal; el fondo negro, por un porvenir adverso. Se advierte una relación simbólica, una relación entre significante y significado (2). Igualmente, una relación metafórica clara con la soledad.

La soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes -Arthur Schopenhauer-


(1) Vocabulaire technique et critique de la philosophie.

(2) Saussure.

Confluencias

m.@.m, Confluencias, Cáceres, 2014

 

Confluencias. Desde el punto de vista morfológico, estamos ante una fotografía de una pared graficada en diferentes momentos sobre la que se ha hecho una fogata, con hierba verde y un ladrillo o bloque de cielo en la parte superior izquierda. La resolución es alta y nítida con lo que se puede prestar atención a todos los elementos de la imagen. Predominan asimismo las líneas verticales y paralelas que forman los ladrillos en contraste con las líneas curvas de las firmas graficadas. No hay profundidad de campo, la imagen es homogénea en primer plano. La iluminación es natural y un tanto subexpuesta. La dominante de color la marca el azul celeste en un ligero contraste con el negro de los restos de la fogata.

Desde el punto de vista compositivo, la repetición de los ladrillos reporta a la imagen cierto ritmo tal vez acompasado por lo sinuoso de las curvas de las firmas. Por contra, es la marca del humo negro la que confiere tensión y dramatismo a la fotografía.  No obstante, en conjunto se puede hablar de un equilibrio dinámico en la imagen por el color, la rectitud de la líneas, el contraste y el ritmo.

Ahora bien, la fuerza de la imagen, en este caso viene dada por la acertada elección apriorística de la retórica que la sustenta, la reflexión precede a la acción (ver epígrafe de Teoría General). Aquí, la estructura morfológica y compositiva confieren la naturaleza eminentemente metafórica de la imagen. La imagen, viene a hablar del tiempo en presente, pasado y futuro; o, por seguir la línea compositiva de lectura de arriba a abajo: futuro, marcado por el ladrillo de cielo de la parte superior izquierda; presente, los grafitis y la hierba verde, y, pasado, las cenizas del fuego; y, todo ello, aprehendido por la especie de malla que conforman los ladrillos y confiere la propia cárcel o inexorabilidad del paso del tiempo.

El expectador, por tanto, no puede sustraerse aquí de las dimensiones, presente, pasado y futuro del tiempo; además, de dejar al arbitrio ‘optimista/pesimista’ de cada uno la propia dimensión que considere prevalecer. La propia fotografía, propone, por tanto, una representación del tiempo.

 

 

 

Abundando en la metáfora: Inexorabilidad del fin

 

DSC00073-BAJAR

Foto ® Ce_eme_ Escalera, 2013

 

La inexorabilidad de la muerte, del fin de las cosas, se refleja metafóricamente de un modo magistral en Escalera, 2013 de Ce_eme_.  Compositivamente, la imagen encierra dos elementos dinámicos claros: por una parte, una fuerte tensión, el personaje desciende a un ‘algo’ oscuro y desconocido que se sale del campo visual; y, por otra, este descenso lo hace a un ritmo pausado, relajado, lo que puede inferirse por la pose, por la  posición de los brazos que parecen culminar en las manos metidas en los bolsillos. Estos elementos, por otra parte, se ven reforzados por la propia morfología de la imagen: el grano fotográfico que le confiere un fuerte componente dramático pero, sobre todo, la inusual toma por la espalda o ‘contra-canon’ que provoca una clara inquietud o incertidumbre ante este descenso a lo desconocido. En conjunto, y sin abundar en otros elementos compositivos claramente simbólicos como el hierro del enrejado o la escalera descendente, la metáfora de la muerte o el fin de las cosas, surge con una eficaz fuerza comunicativa. Estamos, a mi juicio, ante una fotografía verdaderamente genial que encierra una creativa e inusual metáfora de la muerte. Mi enhorabuena a la artista y mi agradecimiento por la inestimable contribución que la fotografía hace a este humilde proyecto.

 

A %d blogueros les gusta esto: